Catar se merece lo mejor — ECSAHARAUI

En occidente hay mucha hipocresía con Catar

Occidente es el último que puede dar lecciones en el respeto de los DD.HH 

ECSAHARAUI 

Madrid (ECS).- Tuvo que ser un mundial en un país árabe, Catar. La hipocresía de Europa no tiene límites. Dice defender los derechos humanos, apoyar a las minorías y velar por un estado de derecho mientras apoya a regímenes dictatoriales como el de Marruecos y Arabia Saudita. Tomando un ejemplo; Recientemente España apoyó públicamente una ocupación criminal y militar en el Sáhara Occidental, otorga a Marruecos medios y respaldo diplomático para ahondar sus violaciones de los derechos humanos, los derechos fundamentales del pueblo saharaui y el derecho internacional humanitario. 

Las portadas españolas llevan desde semanas una guerra y boicot contra la celebración de dicha competición en Catar, primer país árabe que organiza un mundial de fútbol. A la prensa española se le olvidó el asesinato, hace apenas dos meses, de 26 subsaharianos en sus fronteras con Marruecos. La prensa extraoficial ignora las graves violaciones de derechos en suelo europeo (Ceuta y Melilla).

Catar se merece lo mejor. Doha ha desplegado todo a su alcance con el fin de lograr un mundial exitoso. Prohibió, al igual que muchos países europeos, la venta de alcohol en los estadios y en sus inmediaciones, con el fin de lograr la seguridad de todos y evitar altercados de los hinchas.

Este sábado, en el Virtual Stradium 1 del centro de prensa de Doha y ante 500 periodistas internacionales, el propio Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, tuvo que reaccionar y repasó todo lo que está sucediendo alrededor de una Copa del Mundo que se inicia el domingo. Lo hizo, al menos en el arranque, en tono solemne. «Hoy me siento catarí, árabe, africano, gay, discapacitado, trabajador migrante. Me siento como ellos y sé lo que es sufrir acoso de pequeño. Era pelirrojo y sufrí bulling. Lloré e intenté participar con ellos. Si leyera la prensa estaría deprimido. Soy hijo de trabajadores migrantes, en condiciones muy complicadas en Suiza, cómo vivían y los derechos que tenían. Veía como se trataban a los que intentaban entrar en el país. Suiza se ha convertido en un ejemplo de tolerancia. Qatar ha progresado y hablaremos de ello, como también espero que hablemos de fútbol, si no están cansados. La FIFA está orgullosa de estar aquí. Me cansa leer comentarios sobre gente y decisiones de hace doce años. Va a ser el mejor Mundial. La gente quiere el fútbol».

El presidente de la FIFA prosigue: «Es que en las últimas semanas hemos sido testigos de una doble moral. Los europeos nos dan muchas lecciones. Soy europeo y deberíamos pedir perdón por dar lecciones. Vine hace seis años y lo primero que hice fue hablar de los trabajadores. ¿Cuántas empresas europeas ganan dinero aquí o en otros países de la zona y se han preocupado de los trabajadores? Ninguna. Igual ganaban menos si lo hacían. Nosotros, sí. Aquí defiendo el fútbol y las injusticias. La FIFA se preocupa y Catar, también. ¿Saben cuántos periodistas vinieron a un acto sobre discapacitados hace dos días? Cuatro.»

Infantinino señaló la doble moral del viejo continente. «Hay miles de trabajadores migrantes mueren y nadie se acuerda de ello. Catar ha ofrecido a muchos migrantes ganar diez veces más que en su país. En Europa no lo permitimos. Solo llegan unos pocos. Si a Europa les importara el destino de estos migrantes, se debería crear rutas para que algunos llegaran a Europa, como está haciendo Catar. No podemos hacer la vista gorda a cosas que no funcionan en Catar, pero la moral unidireccional es simple hipocresía. Esta Copa del Mundo va ayudar a muchos a abrir los ojos. Si ven algo mal, cuéntelo, pero también digan como se puede solucionar».

Sobre el colectivo LGTB. «He hablado mucho con los dirigentes y se da la bienvenida a todo el mundo. La opinión de uno o dos no es la de un país. Esto es un requisito que se va a cumplir. Las nomas existen, como pasó en Suiza en el 54. ¿Nos quedamos en casa y criticamos a los árabes porque no permiten a los gay en público? No, hay que pasar por un proceso. `Las puertas se están empezando a abrir. Pido que intentemos unir, no es una guerra. La ciudad es preciosa y la gente está feliz».

Siguió con la presencia de esos aficionados de otros países. «¿Falsos hinchas? ¿Es que acaso un indio no puede ayudar a Alemania? Esto es puro racismo. Hay que pararlo. La tolerancia empieza por nosotros. Hay que difundir la comprensión y el entendimiento».

Sobre la polémica desatada por la prensa europea sobre la cerveza. «Todas las decisiones que se toman se adoptan de forma conjunta por la FIFA y la organización. Hay muchos puntos en dónde se podrá beber alcohol. Creo, de todas formas, que se puede pasar tres horas sin beber cerveza, pero al ser un país árabe parece que es un problemón. En Fancia, España y algún país más ya pasa lo mismo. Budweiser es uno de los socios de la FIFA y vamos a seguir con ellos hasta 2026. Ojalá todos los problemas del Mundial sea el de la cerveza».

«Dejen que la gente disfrute del Mundial. Si quieren, me pueden crucificar, pero dejen al fútbol, a los futbolistas. Intentemos unir, no crear conflictos. Celebremos el Mundial y espero que la gente pueda reír. Los gays son bienvenidos en Catar. Es un proceso y nos olvidamos lo que hemos vivido. No somos Naciones Unidas, pero tenemos la pelota, el balón. Mujeres en Irán, trabajadores… si están un poco mejor, asumo las críticas», subraya. 

(—)

Catar se merece lo mejor — ECSAHARAUI

Mondial et droits humains: Infantino s’en prend aux « hypocrites » et fustige le double standard des Occidentaux — 24H Algérie


A %d blogueros les gusta esto: