“Cualquiera que tenga intereses en el Sáhara ocupado puede ser un objetivo” – El Independiente

Mohamed Akeik, ministro de territorios ocupados de la RASD. FRANCISCO CARRIÓN

Mohamed Akeik es un dirigente histórico del Frente Polisario. Fue primer ministro de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática y escribió las primeras acciones del movimiento contra las autoridades de la entonces provincia española del Sáhara Occidental. Una de sus hazañas fue atentar en octubre de 1974 contra la cinta transportadora de Fos Bucraa. Tres semanas después fue detenido en El Aaiún y permaneció en una cárcel de La Palma durante un año.

Akeik conoce bien los entresijos de la resistencia y las cicatrices de la guerra. Las lleva marcadas en el rostro. Durante el primer conflicto con Marruecos, antes del alto el fuego decretado en 1990, resultó herido de gravedad por la detonación de una mina. Ahora, curtido en mil batallas, ejerce como ministro de los territorios ocupados y de la diáspora, realidades ambas trastocadas por la reanudación de las escaramuzas bélicas. “La represión en el Sáhara ocupado se ha multiplicado más de un 200 por ciento desde el inicio de la guerra”, advierte Akeik en una entrevista con El Independiente.

“Cualquiera que tenga intereses en el Sáhara ocupado puede ser un objetivo” – El Independiente